CINCA devuelve la sonrisa a miles de niños en Bolivia

Misión
Typography

El Hermano Andrés, Misionero del Verbo Divino en Bolivia nos habla de su trabajo con niños desfavorecidos en Bolivia.

P. ¿Qué es CINCA y cómo se fundó?
R.- CINCA: Centro Integral de Niños en la Calle, es una institución sin fines de lucro iniciada en 1992 al detectar la falta de escolaridad entre las niñas y niños de El Alto, en La Paz-Bolivia, sin acceso a la educación pública ni privada debido a la falta de recursos. Situación de exclusión social. “Forma parte de las obras sociales de la Congregación de los Misioneros del Verbo Divino” (artículo 1 del Estatuto).
Goza de su Personería Jurídica Civil (Nº 0201) y de la Personería Eclesiástica (Res. 0201). Mientras la legislación Boliviana permitía tener ambas. La nueva Ley Boliviana sólo permite una Personería y Cinca posee la Eclesiástica.

Y…¿Cómo se fundó?
Viendo y palpando la realidad. Estar ahí en medio y escuchar la realidad: niños todo el día en la calle sin escolarizar y comiendo algún pedazo de pan duro que alguien les daba. Jugar con ellos a las canicas y una vez “perdida” por mi parte la partida, pero bien ganada la confianza, sentados en el suelo ellos llevaban la iniciativa contando la situación familiar. Verdaderas tragedias.
Yo no podía dormir, ni cruzarme de brazos tranquilamente.
Las palabras de Jesús (Mt.25, 35) “estuve hambriento, sediento, desnudo..,” eran un continuo resonar en mi interior.
Aclaro que llegué destinado a El Alto-Bolivia, con mis 52 años a la espalda, el 29 de Enero de 1992, pero ya conocía el lugar gracias a dos viajes anteriores junto con dos grupos de jóvenes en ambos campos de trabajo los veranos de 1990 y 1991.

Gracias a la primera iniciativa que denominamos “Nivelación y Apoyo Escolar”, pudimos comenzar el largo caminar de CINCA, atendiendo a nuestro primer grupo infantil en un patio de la Parroquia Santa María. Inicialmente fueron ocho niños, a los que atendimos, con la colaboración de dos chicas jóvenes y catequistas y el incondicional apoyo del entonces párroco el P. Félix Bannigan, SVD.

Poco tiempo después recibimos el apoyo económico de la ONGD Manos Unidas, Campaña contra el Hambre, de España, y fue gracias a ellos que construimos nuestro primer edificio que contaba con dos aulas, comedor y baños. Dos años más tarde pudimos dotarnos también de una hermosa cocina financiada por el Gobierno de Navarra (España). Casi desde el inicio tuvimos el apoyo del Secretariado de Misiones, también de los Misioneros Verbo Divino, Estella, mediante la campaña de captación de padrinos. También de ALBA ONGD. Esta, nos ha conseguido y gestionado, ayudas esporádicas o puntuales. El mayor porcentaje de las subvenciones públicas conseguidas a lo largo de todos estos años de historia ha sido por medio de ONG-Alba, gracias a su efectiva tramitación de recursos financieros ante los ayuntamientos de: Alcorcón, Dueñas, Valladolid, Olaberria, Idiazabal, Treviño, Santander, Villaralbo, Zamora, Alcalá de Henares y Las Rozas.

ALBA también ha conseguido recursos puntuales para CINCA gracias a sus relaciones interinstitucionales con los gobiernos autonómicos de Cantabria, Navarra, y de Castilla y León. También la colaboración de la Diputación de Palencia, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), de las Hermanas de la Providencia del GAP, así como de las parroquias de Virgen del Alba de Alcorcón, Ntra. Sra. de la Asunción de Dueñas, Santa Mª de Ontinyent, Ntra. Sra de Belén, San Isidro, Mª Auxiliadora, Ntra. Sra. del Pilar y San Ignacio de Loyola de Valladolid. Fueron los años dorados sin “crisis económica” en España.

Cinca también gestionó directamente ayudas puntuales en Alemania, Irlanda e Italia para mini proyectos. Con los buenos frutos de la experiencia, el personal beneficiario creció progresivamente año tras año, y lógicamente también la demanda de nuestros servicios que debimos comenzar a ofrecer de una forma más estructurada, y de acuerdo con las normas legales bolivianas, dando paso a la contratación de personal cualificado para que se encargara de impartir las clases, preparar los alimentos, atender psicológica y socialmente a niñas y niños, realizar labores administrativas, entre otros.

cinca 2

P. ¿Cuáles son los servicios que ofrecéis a las niñas y niños de Bolivia?
R.- Estamos orgullosos de contaros que además de nuestra primera iniciativa, del “Apoyo escolar y comedor”, tenemos otras dos opciones para atender a las niñas y niños que más lo necesitan según sus condiciones sociales, familiares, inclusive jurídicas que son las dos Casas Hogar, donde recibimos a chicas y chicos sin una familia, y también ponemos a disposición de los más necesitados la Escuela Infantil.

P. ¿Cómo funciona la iniciativa de Nivelación y Apoyo Escolar?
R.- Primeramente quiero decir que tanto para éste, como para todas nuestras actividades, contamos con personal contratado bajo una minuciosa selección de nuestro departamento de recursos humanos para evitar posibles problemas de malos tratos o de cualquier índole, que puedan perjudicar a los menores.
El programa de Nivelación y Apoyo Escolar, tiene sus sedes en los barrios 16 de julio y Yunguyu de El Alto. En estos dos centros mixtos atendemos a unos 175 beneficiarios entre 6 y 18 años, para nivelarlos escolarmente y facilitarles su ingreso a la enseñanza formal. También tenemos casos de niñas y niños que ya van a la escuela pero en situación de alto riesgo de abandonar las clases porque no cuentan con los recursos materiales ni con una situación familiar adecuada para hacer las tareas que les ponen en los colegios donde estudian. Es en nuestras instalaciones donde encuentran lo necesario, tomando en cuenta que además de ofrecerles apoyo psicopedagógico y las aulas, reciben material escolar y alimentación.

P. ¿y la Escuela Infantil?
R.- En la Escuela Infantil situada en el barrio 16 de julio de El Alto, y también en el barrio Yunguyu, los beneficiarios y beneficiarias se encuentran en el grupo etario de 3 a 5 años, son niñas y niños que no pueden recibir atención en su casa durante el día, y vienen al centro donde se les imparte una educación integral y psicomotriz en las diferentes especialidades. También tienen control mensual de peso y talla realizado por una nutricionista. Siempre teniendo como base la formación intelectual, la moral, buenas costumbres, higiene, y alimentación balanceada, todo ello regado con una gran dosis de cariño. El personal contratado y dedicado tiene su grado de especialidad para parvularios.

cinca 3

P. ¿Quiénes se benefician de la Casa Hogar?
R.- Las Casas Hogar son dos o tres dependiendo del número. Tenemos 22 niñas, niños y adolescentes que provienen de familias desestructuradas con problemas judiciales y también hay casos sin referencias de algún familiar. Todos los beneficiarios de este programa llegan a las Casas Hogar, después del correspondiente estudio y coordinación entre nosotros, la Defensoría de la Niñez y Gestión Social de la ciudad de El Alto y finalmente con la Resolución del Juzgado del Menor. Todos los pasos se dan dentro de la legalidad vigente. Y el número de beneficiarios varía de acuerdo a las posibles y oportunas reinserciones familiares. En Cinca son atendidos hasta su mayoría de edad.
Aquí duermen, comen, asisten a los colegios del entorno, participan con sus colegas de colegio en las actividades extraescolares, reciben atención psicológica y, por supuesto, que también reciben cariño, amor y atenciones del personal que los cuida, sobre todo de las responsables a las que llaman: “mamás” y también familiarmente como sus “tías.” Todos los programas y actividades procuramos que se desarrollen en un clima lo más semejante a una familia normal.

P. ¿En qué se invierten los recursos económicos que recibe la institución?
R.- La mayor parte de los recursos económicos que ingresan a las cuentas de nuestra institución son donaciones de personas con muy buen corazón que se preocupan por ayudar a la gente.
Hoy seguimos contando con bienhechores que hacen sus aportes a través del Secretariado de Misiones de los Misioneros del Verbo Divino y lo mismo a través de los que logra obtener ALBA ONGD. Ese dinero se destina al pago de los salarios del personal que educa y atiende a nuestra población beneficiaria. Se invierte en los beneficiarios: su alimentación e higiene, salud, educación, formación integral, y por supuesto para el mantenimiento de los espacios físicos en los que ejecutamos nuestra tarea. CINCA es una institución sin fines de lucro, y como tal no puede emplear esos recursos en otros asuntos que no sean aquellos por los que trabajamos. Contamos con auditorias externas.

cinca 4

P. ¿Cuál es el panorama actual de CINCA?
R.- Es verdad que nuestra institución sigue funcionando bien y todavía es posible brindar a las niñas y niños una mejor calidad de vida con nuestras acciones, pero también es cierto que CINCA podría inclusive desaparecer si no logramos aumentar a corto plazo las colaboraciones públicas y privadas. Hay que decirlo: esta actividad no es como un proyecto para una infraestructura que se realiza y termina, aquí se trata de niños que acogemos y finalizan su etapa, pero detrás tienen una fila niñas y niños de necesitadas y necesitados que debemos recibir.

Somos conscientes de que contamos con personas e instituciones de España y ocasionalmente hubo de otros países, que se conmueven con esta causa y llevan años contribuyendo con nosotros, pero no podemos ocultar que desde que hemos dejado de recibir subvenciones de orden público, nuestras preocupaciones y estrategias se han multiplicado con la finalidad de conseguir los medios necesarios para llevar a cabo la ayuda integral que realizamos con esta población, pero nos falta mucho para conseguirlo y, como he mencionado, confiamos en los bienhechores generosos que, movidos por la fuerza del mensaje de Jesús, hacen posible que esta obra continúe.

No queremos dejar de ver a esas chicas y chicos, y a sus familias felices, sonriendo porque son parte de la institución; su alegría terminaría si CINCA cierra sus puertas pues saben que de no estar allí, seguirían condenados al vía crucis que supone vivir en la calle o en situación de extrema pobreza por falta de oportunidades. Por eso quiero aprovechar estas líneas para pedir a nuestros colaboradores que continúen acompañándonos en nuestro camino, y a aquellos que nos conozcan a partir de hoy, se sumen a nuestra lista de contribuyentes para seguir demostrando así la gran capacidad humana que tenemos los españoles para ayudar a nuestros prójimos.


Evolución cronológica de CINCA
1992: Se ponen en el barrio 16 de julio de El Alto-La Paz en Bolivia, las bases para fundar CINCA. La escolarización era impartida en un patio cedido en calidad de préstamo por la parroquia Santa María, a cargo de los Misioneros del Verbo Divino.
1994: Se inaugura el primer espacio físico propiedad de la institución en el barrio 16 de julio. Ha crecido la población beneficiaria y con los nuevos espacios pueden estar más cómodos al realizar sus tareas.
1996-1998: CINCA construye 32 casas en El Alto-La Paz en Bolivia, que se entregaron a las familias de las niñas y niños que están en el proyecto CINCA, logrando beneficiar indirectamente a 245 personas.
2001: Inauguración de un edificio para el funcionamiento de la Escuela Infantil y de la coordinación administrativa de CINCA.
2007: Inauguración de un edificio de usos múltiples en el barrio 16 de julio, donde funcionan actualmente la Casa Hogar, el centro de Nivelación y Apoyo Escolar y la Biblioteca Pública. A la Biblioteca, a raíz del desarrollo de la era digital e internet, los estudiantes son pocos los que acuden.

Cuenta también con locales comerciales y pequeños departamentos en alquiler con los que buscamos conseguir nuevos ingresos económicos. En este mismo año fue inaugurado un nuevo centro de Nivelación y Apoyo Escolar en la zona de Yunguyu en El Alto-La Paz, gracias a la contribución de las Misioneras de la Providencia del GAP.
Queda claro que a partir de 2008 las actividades de CINCA se han limitado al funcionamiento de la institución, toda vez que con la llegada de la crisis económica a España en 2008, las subvenciones que recibía esta institución sin fines de lucro han registrado un notable descenso, lo que ha detenido el crecimiento de su infraestructura, de los servicios que ofrece y por supuesto de la población beneficiaria.
El voluntariado que promueve CINCA: Alrededor de 70 voluntarios y voluntarias han viajado desde España a las sedes de CINCA en Bolivia, donde han estado de visita o quedándose por un periodo de tiempo, durante meses o años, para desarrollar labores de acompañamiento con las beneficiarias y beneficiarios del centro, convirtiéndose en embajadores de esta importante obra social que se escribe en tierras sudamericanas con tinta ibérica.
¿Quieres ponerte en contacto con CINCA? Entonces escribe tus inquietudes o sugerencias a CINCA, Casilla 8116, La Paz-Bolivia o las siguientes direcciones de e-mail cincadir@gmail.com o andreslorenzoca@gmail.com.
MUCHAS GRACIAS.

cinca 6

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.