Crisis de los refugiados en Europa: Haciendo lo que se necesita hacer

Justicia & Paz
Typography

Adaptación del artículo del P. Patrick Kodom, SVD

“Nuestro deber como SVD en la crisis migrantes y refugiados es ayudar a los que no tienen a nadie que los ayude. Lamentablemente, por culpa de las leyes europeas, los refugiados en Austria fueron deportados a Italia y dado que no estaban registrados, Caritas y otras organizaciones no pudieron ayudarlos. Nosotros tenemos que ser capaces de ayudar a estas personas. Por este motivo me sentí llamado a dejar mi apostolado tradicional y hacer lo que había que hacer.”

Llegar a los marginados y a todos aquellos que no tienen a nadie que los ayude, no es algo nuevo para Patrick. Por muchos años él viene realizando pastoral entre los presos de Viena, especialmente aquellos que entran ilegalmente al país c. Su primera preocupación es fortalecer a estas personas en su dignidad y confianza, especialmente en el nombre de Dios, aunque tengan que ser expulsados de Austria. Su misión es clara: “defender los prisioneros”.

Patrick está ventilando abiertamente su deseo de abandonar un apostolado institucionalizado para trabajar dedicando su tiempo a los refugiados. Él tiene razones. Por primera vez en la historia del mundo, el número de personas desplazadas, migrantes y refugiados excede los 60.000.000. Según Patrick, esta crisis se siente muy bien en Austria. Este pequeño país de Europa Central ha tenido su parte de la mayor movimiento humano después de la Segunda Guerra Mundial.

La Iglesia Católica ha respondido positivamente a la crisis de los refugiados siendo la Voz de los que no tienen Voz. La velocidad en que el número de voluntarios ha aumentado en los últimos meses y el compromiso de Caritas Austria se han duplicado. Este es un signo que hay personas listas para ayudar a aliviar el sufrimiento de los desplazados. Dicho esto, también hay que tener en cuenta que hay una cantidad considerable de miedo en el público en general en relación a la aceptación de los refugiados. Esto se reflejó en la campaña electoral presidencial que muestra todo el tiempo cómo el partido Anti inmigrantes y refugiados, está ganando peso político. La gente, sin embargo, necesita cambiar sus actitudes hacia los extranjeros y no a equiparar los migrantes y refugiados con criminales y terroristas.

“Como Misioneros del Verbo Divino en Austria estamos haciendo lo mejor para acomodar muchos refugiados en nuestra casa misionera de San Gabriel.”, cuenta Patrick. Algunos pocos cohermanos también están trabajando con los refugiados y los migrantes. Mirando la historia de nuestra congregación, necesitamos hacer más y hacerlo bien en esta área. Cortésmente,Patrick dice: “Todos los que trabajan con refugiados e inmigrantes tienen sueldos, ¿Hacer este trabajo nos cuesta o ganamos?” Para Patrick, esta situación requiere una evaluación.

El mayor desafío al que personalmente se enfrenta Patrick en su trabajo con los migrantes y refugiados, es su impotencia. Con sus propias palabras, describe lo que siente al respecto: “Ante la realidad de tanto dolor y sufrimiento de familias traumatizadas con niños pequeños, y gente que está sin dormir durante varias noches, etc; permanentemente me pregunto qué puedo ofrecer a estas personas. Sin embargo, el profundo sentido de agradecimiento y reconocimiento, que recibo de los refugiados con las que trabajo, me dan el aliento y ánimo que necesito para continuar. Mi compromiso con inmigrantes y refugiados que, básicamente es estar ahí con ellos para escucharlos, haciendo que se sientan bienvenidos y respetados, es mi “ofrenda de la viuda” en esta vasta área de incertidumbre”.

La Zona Europea SVD y la Provincia Europa Central (EUC) le han dado apoyo verbal y moral a Patrick, pero él espera que los compromisos sean reales para las personas con las que trabaja, para darles más y no que se benefician de ellos. Patrick cree firmemente que como Congregación podemos hacerlo mejor con nuestra experiencia histórica y la experiencia para atraer a otros que trabajen con nosotros.

La personal llamada de Patrick a trabajar con refugiados e inmigrantes significa la constante reflexión sobre Ética y Compasión. Esto es también una invitación a los Misioneros del Verbo Divino. Muchos de nosotros somos migrantes trabajando fuera de nuestros países, entonces estamos en mejores condiciones para comprender la situación de los refugiados e inmigrantes, porque eso es lo que somos.

El pasado 14 de Octubre el Papa Francisco le dijo a algunos peregrinos alemanes: “Ustedes no pueden ser cristianos sin vivir como cristianos. No me gusta la contradicción de aquellos que quieren defender el cristianismo en Occidente, y, por otra parte, están en contra de los refugiados y otras religiones. Ustedes no pueden ser cristianos sin practicar las Bienaventuranzas. Ustedes no pueden ser cristianos sin hacer lo que enseña Jesús en Mt, 25, darle de comer a los que tienen hambre, vestir al que está desnudo, recibir al extranjero. Es una hipocresía decir que soy cristiano y ahuyento a un refugiado o alguien en busca de ayuda, alguien que tiene hambre o sed, dejar de lado a alguien que está en necesidad de mi ayuda.”

Definitivamente, nuestro cohermano Patrick está lejos de caer en la hipocresía. Como Misioneros del Verbo Divino, nuestra experiencia histórica y nuestro compromiso con los marginados nos conecta con la preocupación de nuestro Fundador para con los menos privilegiados. Hay una posición privilegiada para una misión única en Europa y, Patrick y como tantos otros, han elegido la mejor parte.

refugiados

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.