Avin Kunnekkadan SVD comparte su experiencia como capellán de estudiantes universitarios internacionales en Holanda

Jóvenes
Typography

En tanto que capellán de estudiantes, estoy convencido de que nuestros pueblos y ciudades necesitan individuos sanos espiritualmente, donde sea posible / si puede haberlos.

Un reciente proyecto de investigación llevado a cabo por un estudiante en el Reino Unido, que estudiaba la espiritualidad de los jóvenes, argumenta que si las ciudades siguen creciendo y desarrollándose como lugares aptos para vivir, necesitan individuos espiritualmente sanos. La vida en las ciudades puede provocar que la mayoría de los estudiantes internacionales se sientan solos y aislados. Habiendo constatado las necesidades pastorales y misioneras de los estudiantes internacionales, la diócesis de Rotterdam nombró al Padre Dr. Avin Kunnekkadan, SVD, como capellán universitario.

En Europa, el servicio eclesial tradicional por sí solo no puede cubrir las necesidades de los jóvenes en búsqueda espiritual. La capellanía es un lugar donde muchos jóvenes encuentran alimento para su viaje en la vida espiritual. La espiritualidad del joven es como una corriente subterránea que fluye bajo nuestro trabajo ordinario, aunque esta corriente pocas veces es percibida por todos. Sigue fluyendo, pero las aguas que dan vida no se utilizan o se dirigen hacia los lugares secos de cultura, entre jóvenes en búsqueda. Los jóvenes están hambrientos de comida espiritual que pueda alimentarlos en los momentos bajos. Es una necesidad profunda y un grito de sus corazones.

Manteniendo las necesidades de los estudiantes como una prioridad, la ISC sirve a estudiantes con celebraciones eucarísticas dominicales, estudio de la Biblia, programas de formación en diálogo interreligioso, acompañamiento personal y visitas, meditación y sesiones de yoga. Generalmente el programa comienza con una cena. El servicio de la capellanía misionera ha ayudado a crear un espacio seguro, emotivo, psicológico y espiritual, donde se puede escuchar a los estudiantes y se interpretan con sensibilidad sus historias, luchas y desafíos. Para más información, pueden visitar nuestra dirección www.iscnetherlands.nl

“De la crisis a la esperanza” fue el lema de una Conferencia Nacional Interconfesional que organicé en el Instituto Internacional de Estudios Sociales de La Haya. La conferencia hizo hincapié en las dinámicas de crisis que todos tenemos que afrontar. Hay una crisis económica, una crisis financiera, una crisis de fe y una crisis ecológica a las que todos nos afrontamos.

A los estudiantes, en particular, les afecta la crisis económica. Algunos no pueden continuar sus estudios, ya que a sus familias, que les sostenían, les golpeó la crisis económica. Otros, que trabajaban para mantenerse, ya no encuentran fácilmente un trabajo próximo a sus lugares de estudios. Durante estes años nos enfrentamos a desastres naturales y crisis, un terremoto en Haití, inundaciones en Pakistán, sequías en el Norte de Kenia.

Los estudiantes me hablan con frecuencia de su experiencia de primera mano acerca de los desastres en sus países de origen y todos nos preguntamos en qué medida nuestro comportamiento causa o empeora el cambio climático. Hay muchas situaciones de conflicto y crisis en nuestro mundo en Oriente medio, en África, en Asia, en Latinoamérica, en Europa. Muchos conflictos se han sucedido durante décadas y algunos de nuestros estudiantes crecieron en países donde nunca hubo paz ni harmonía con sus vecinos: estudiantes de Palestina, de Colombia, etc. En sus vidas personales, los estudiantes pueden de repente entrar en crisis, cuando tienen que hacer frente a enfermedades o problemas emocionales, cuando se rompe una relación o cuando los resultados académicos no son suficientes.

Holanda 1En mi trabajo como capellán, soy consciente de las muchas crisis a las que se enfrenta la vida de los estudiantes. Se dice con frecuencia que cada crisis implica un riesgo, una oportunidad para abandonar las viejas maneras de hacer las cosas y para atreverse a dar nuevos pasos en la vida. En tanto que misionero del Verbo Divino, estoy convencido de que estoy llamado a ser un agente de esperanza. El apóstol Pablo nos asegura que nada nos separará del amor de Dios, sea cual sea la crisis en nuestro mundo global o en nuestra vida personal. Tal vez las situaciones de crisis en nuestras vidas pueden hacernos más abiertos a experimentar la presencia de Dios en nuestras vidas. En nuestras numerosas actividades, que puedes leer en este informe anual, tratamos de alimentar la llama de la esperanza que arde en los corazones de los jóvenes que han llegado de otros lugares del mundo para estudiar en Holanda.

Confiamos en que un diploma holandés les ayudará en sus carreras. Esperan que el conocimiento académico les haga mejores profesionales en diversos campos de sus investigaciones. Tienen la esperanza de que el contacto con otras culturas y visiones del mundo les amplíe sus horizontes. Esperan que, después de completar sus estudios, puedan contribuir a un desarrollo sostenible y justo de sus países. Esperan que puedan hacer de este mundo un lugar mejor para que vivan en él sus hijos.

En nuestro trabajo misionero como capellán des estudiantes internacionales, veo muchos signos de esperanza en el mundo y en mi ministerio. En el pasado, fui capaz de juntar en la oración y en la adoración a cristianos de diferentes denominaciones; llamé a no cristianos a que diesen un mensaje a los en la víspera de Navidad; estudiantes cristianos prepararon comida para la fiesta musulmana del Id-ul-Fitr. Los estudiantes tienen la oportunidad de tener más contacto con las actividades de la parroquia local y de las parroquias. Intentamos construir puentes entre culturas y gentes y lenguas. Me da una gran satisfacción ser misionero en el campus, dando la ayuda necesaria y orientación a las comunidades de intelectuales.

Estoy profundamente conmovido cuando las familias holandesas abren sus casas a extranjeros para hacerles sentirse como en casa. Cada año hay más de 8.000 estudiantes internacionales que vienen a Holanda para realizar estudios superiores. La provincia SVD NEB dio prioridad al servicio de las necesidades de los estudiantes internacionales, siguiendo el carisma de la internacionalidad y teniendo en cuenta la orientación en la fe de la comunidad intelectual.

Sign up via our free email subscription service to receive notifications when new information is available.